Escenarios 14/08/2017

El peronismo en la ruina circular de la derrota

por
Juan Perone

El peronismo de Tandil atraviesa uno de sus peores momentos. Con un Lunghi imbatible, cifras electorales que perforaron el piso histórico y con un binarismo ideológico incómodo, para un partido que siempre se las ha arreglado para contener a todos sus actores, nuevos y veteranos, se precipitan sobre un abismo que por el momento no encuentra el límite.

Más allá de las palabras que elige cada uno para explicar el fenómeno, todos los actores del peronismo coinciden en que no encuentran la manera de descifrar/interpelar al vecino de Tandil, sus valores y sus preferencias.  Primero, el enojo con el votante, luego el reconocimiento de las virtudes del oponente; le sigue la autocrítica que nunca llega a atravesar la antesala del fenómeno y todo termina en una promesa que jamás se materializa: interpretar el paradigma y reversionarlo en la clave correcta. 

Esta secuencia se vuelve a dar una elección tras otra, desde Zanatelli a la fecha, con el agravante de que cada elección los arrastra a un espacio más desintegrado y minúsculo.  Anteayer, el candidato de Unidad Ciudadana (última versión de lo que fue el peronismo en el poder), Rogelio Iparraguirre obtuvo menos del 18% de los votos, la cifra más baja de los últimos tiempos.  Quedó tercero tras Mauricio D'Alessandro. En las PASO de 2013 y con dos listas se obtuvo el 29 % y en 2015, con una sola lista, se obtuvo el 24%. . 

No tuvo una mala estrategia de campaña ni un mal discurso.  Fue sólido en sus presentaciones y en los debates que debió afrontar.  El camporista hizo bien los deberes y se lo reconocieron propios y extraños: se ajustó a los lineamientos de la nueva versión del kirchnerismo, amplió la lista a una dirigente social sin pertenencia partidaria sabiendo el costo que pagaba, recorrió instituciones y vecindarios, evitó el enfrentamiento directo con Lunghi y le apuntó todos los cañones a Mauricio Macri, a la zona más blanda de su gestión: la economía.

La respuesta del electorado de Tandil, a esta alquimia de pertenencia ideológica y desempeño personal, fue contundente: menos de 2 personas de cada diez lo acompañaron en la instancia de las PASO.  Habrá que esperar el resultado de la general, en octubre, pero los antecedentes no dejan presagiar grandes cambios entre una instancia y otra.  

A esta altura, el peronismo de Tandil, y quienes se acercaron al movimiento como parte de un inconmensurable campo nacional y popular, deberían saber que no se trata de un candidato u otro.  Sin embargo, nadie dejará pasar la oportunidad ni la factura.  Todos entran, gallardos, a la picadora de carne y salen en mil pedazos.  La derrota es impiadosa pero en el peronismo es un baño de realidad que cambia para siempre a sus actores.  La aleación de la que están hechos se conoce en el proceso posterior de supervivencia y readaptación.

A la disgregación que comenzó a poco de la histórica renovación (y que muchos asocian a un pretérito e infame corte de boleta que favorecía a Zanatelli), el kirchnerismo sumó la lectura binaria del leal/traidor, un simplismo que dentro de un movimiento históricamente desmesurado en su composición solo se sostiene desde el ejercicio del poder y con el rebenque del cargo y la billetera.

En una coyuntura donde una ex presidenta de la Nación se jugaba su última carta en la provincia de Buenos Aires y obtiene 34,11 % de los votos (menos que Aníbal Fernández como candidato a gobernador en la elección general) y frente un Gobierno nacional que ha logrado imponer, con éxito "duranbarbista", el relato de la megacorrupción kirchnerista, el cuadro local se agrava notablemente.

En este contexto, la grieta tiene hoy su versión interna ya que el primer precandidato de la Lista 4 de Unidad Ciudadana amenaza con no acompañar la Lista (2) de La Cámpora. Daniel López, quien obtuvo más del 4% de los votos y no llegó a integrarse como minoría, está pensando seriamente si se plegará a la lista de Iparraguirre.  La adhesión a Cristina Kirchner no logra sobreponerse al rechazo que siente el dirigente sindical con La Cámpora.  Acusa a los integrantes de la agrupación de haberlo despojado de su cargo en la Universidad Barrial por una cuestión "ideológica y sectaria" y, recientemente, de haber boicoteado su campaña política.

Por otro lado, Néstor Auza.  El ex rector de la Universidad y ex senador por el FpV recibió el peor cachetazo de su carrera política. Obtuvo 3,4 % de los votos, una cifra increíble para quien se había convertido en su momento en la esperanza blanca del peronismo frente a Lunghi.  En política nadie muere un día antes, pero esta última performance lo lleva al ex rector a una situación personal sumamente incómoda para quien venía acostumbrado a cosechar éxitos y reconocimientos múltiples en otros espacios sociales.  

El Movimiento Evita no pudo aprovechar la oportunidad.  Ni siquiera el lapidario traspié de Auza alcanzó para obtener la diferencia y dar el salto que estaban buscando; el salto que el Evita intenta dar desde hace mucho para alejarse definitivamente de su lógica de organización social y establecerse como organización política.

Raúl Escudero no escapa a la debacle.  Era la pata peronista de 1País, el complemento ideal del abogado mediático que contaba con ganar el apoyo de las "cuatro avenidas".  El mutualista que considera que Sergio Massa es una vertiente más del peronismo no alcanzó a desplegar su juego dentro de una estrategia más amplia y el resultado quedó expuesto: 18, 5º % de los votos.

La reciente elección primaria define prematuramente los espacios en el Concejo Deliberante pero también impacta en el núcleo más duro y cerrado del peronismo.  Pone en escena a algunos, corre a otros y deja entre bambalinas a la mayoría.  

La derrota empareja como si se tratase de un baño de humildad involuntario y cruel.  Es cierto que este terreno allanado, por ahora, se parece más a un desierto que a una extensión fértil, pero es el terreno sobre el que tendrán que moverse en los próximos años.  

El 34,11% de Cristina es una derrota para el kirchnerismo.  No hay lectura que cambie esta realidad ni versión que la endulce.  La ex presidenta de los argentinos, en el distrito más importante del país, obtuvo el 34 por ciento de los votos con un candidato de Cambiemos como Bullrich que cometió todos los errores y los actos fallidos posibles y que salió a hacer campaña tras un enfrentamiento demoledor con los docentes.  Ese es el escenario crudo y real. En el mejor de los casos, y después del recuento final que será el broche del último papelón del macrismo (festejó por adelantado anticipando la paridad), Cristina le podría ganar por medio punto a Bullrich.  Si eso no es una derrota para la última presidenta ¿qué lo es?

El kirchnerismo no murió.  Lejos está de su jubilación política, en Buenos Aires y en otras provincias del país, pero, como su líder, deberá reinventarse para recuperar la adhesión popular.  Ir por la mayoría perdida. Ya conocen el techo de su candidata y a esta altura deberían haber entendido que a Cambiemos lo votaron sectores de todos espacios sociales, económicos y geográficos.  Cambiemos ganó en ámbitos que fueron históricamente peronistas y lo hizo, además, en un escenario que se parece bastante a una crisis de la economía y del empleo.  

La pregunta es si interpretarán la realidad a partir de los índices que utiliza el resto de los sectores que componen el peronismo o lo harán en su propia clave.  La pregunta local es similar.  Habrá que esperar para saber si el peronismo de Tandil está dispuesto a interpretar la flamante y quemante derrota de las PASO (que podría consumarse en pocas semanas más en la general) bajo los parámetros habituales de la praxis política -y hasta del sentido común- o inventarán otros índices a su medida para justificar y justificarse.

Últimamente, se ha optado por la segunda opción.  Los resultados están a la vista.


Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Presupuesto Participativo

Presupuesto Participativo

Vela: En la cuarta asamblea se eligieron seis proyectos

Agenda de actividades

Agenda de actividades

Un fin de semana repleto de actividades en Tandil

Femicidio en Tandil

Femicidio en Tandil

La marcha por Ailín Torres ya tiene fecha confirmada

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94