Negocios 24/09/2017

Paseo Don Bosco: 120 millones de sospechas

por
Juan Perone

El complejo comercial que se pretende levantar en la zona de Don Bosco es un negocio de más de 120 millones de pesos.  Para que sea tan redituable es necesaria la excepción a los indicadores urbanísticos que tiene el lugar.  A Lunghi le gusta la idea.  Le encanta. Cada vez que cruza a un concejal opositor se lo menciona. 

A Cambiemos le alcanzan los votos pero no quiere pagar el costo en soledad. Una excepción siempre es discutida y sospechosa y el negocio inmobiliario en Tandil ha dejado tanto herido en el Gobierno que no quieren uno más.  

Los ambientalistas ponen el grito en el cielo, pero en este mundo, donde el metálico manda, tienen todas las de perder.  ¿Una razón? Se le podrían dar 120 millones de razones.

Por ahora es una idea con un nombre: "Paso Don Bosco". El dueño de un lote de 812 metros cuadrados sobre la avenida Don Bosco tiene la lógica pretensión de sacarle todo el rédito posible a cada centímetro de tierra.  Para eso requiere de una excepción a los indicadores urbanísticos que tiene la zona.  Poder construir, puede.  No es necesario pedir excepciones para eso, pero los metros que le dan no le alcanzan para el margen que pretende porque no tiene el dinero para llevarlo adelante y debe abrir el negocio.

Si el Gobierno le aprueba la idea, el paso siguiente será ir en busca de los inversores: personas que tiene los dólares debajo del colchón y buscan espacios de inversión.  El negocio ya no es lo que era en este rubro.  La bicicleta financiera hoy es más tentadora que los ladrillos.  Pero todavía hay posibilidad de tentar a alguien si los márgenes son importantes.

El dueño del lote y de la idea ya habría visitado a algunos propietarios de inmobiliarias.  Hasta esta redacción llegó el dato de que van a pedir 200 mil dólares por unidad funcional (locales).  Solo resta multiplicar esa cifra por los 34 locales previstos en el proyecto: casi 7 millones de dólares, unos 120 millones de pesos.

Para llegar a los 34 locales se requiere de la excepción. La parcela tiene permitido un FOS de 777 metros cuadrados y se piden 1590; tiene un FOT permitido de 1166 metros cuadrados y se piden 2386; la densidad se duplica también.  El propietario vuelve hiperredituable el proyecto y a cambio le paga al Municipio 3.700.000 pesos. 

Se pone en circulación mucho dinero y entonces las sospechas no se quedan atrás: cotizan en alza también. En ese punto, el concejal del PRO, Claudio Ersinger, difiere con los suyos (digamos los radicales, que no son tan suyos).  Está de acuerdo con las excepciones -si eso genera inversiones- pero no con el pago de la famosa plusvalía.  Le suena a coima.

Los concejales opositores no quieren seguir aprobando excepciones.  Quieren que se discuta el destino del "Corredor Don Bosco" de una vez por todas y fijar pautas comunes.  Si se deben modificar los indicadores, pretenden que se haga -discusión mediante- de una vez y para todos los que tengan intención de desarrollar allí un negocio, pero dejar definitivamente la vía de la excepción que siempre siembra la sospecha.

Desde la Asamblea por la Defensa de las Sierras hablan de "intercambio de favores" detrás de cada excepción.  No faltan motivos para sospechar.  Cuando se ponen en movimiento 120 millones de pesos, la sombra se estira y gana alcance.

Lo que se preguntan algunos empresarios del rubro inmobiliario es si se podrán vender los locales a 200 mil dólares.  Las experiencias de locales comerciales fuera del radio céntrico tradicional no han sido del todo satisfactorias.  Y si todas las opciones allí se concentran en la gastronomía y el turismo, la pregunta es si funcionará un polo gastronómico tan grande fuera del radio céntrico, durante todo el año.

El tema está candente en el Concejo Deliberante.  La experiencia con el Caso Segurola no salió como pretendía el Gobierno y este proyecto va, aparentemente, por la misma vía.  Ahora el tema salió a la luz y cada una de las posturas pagará un costo por la decisión que apoye.  Una vez conocidos los números, a las cuestiones ambientales se le sumará la sospecha que despierta el dinero.  Existen 120 millones de razones para aprobar lo que impide la norma.  Unas 120 millones de razones para sospechar.  No son pocas.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94