Espectaculos 24/10/2017

El video por el que Ari Paluch fue denunciado por acoso sexual

El martes pasado, cuando terminó el programa que Ari Paluch conduce en A24, una sonidista lo denunció ante las autoridades del canal por acoso sexual. En una carta, aseguró que el conductor le había tocado la cola y que esa situación le había resultado "ingrata, sorpresiva, abusiva, ofensiva y desagradable". Paluch, en cambio, aseguró ayer que había sido "sin querer": que le había querido hacer un give me five (chocar los cinco) y, en ese gesto, le había tocado la cadera y "la parte íntima".

No fue la sonidista quien lo contó en las redes sociales (Paluch puso en Twitter "rezo por quienes buscan 15 minutos de fama a costa de mi carrera"). Sin embargo, la noticia de que "alguien se había animado a hablar" provocó un "efecto contagio" en Twitter y en Facebook, similar al que explotó cuando la guionista Carolina Aguirre denunció a su ex pareja por violencia: decenas de mujeres salieron, en aquel entonces, a contar que habían sido violentadas por parte del mismo hombre.

En este caso, aparecieron por ahora dos planos: uno visible y otro desde las sombras. A la denuncia de Ariana Charrúa, la microfonista del canal, se sumó el testimonio de Verónica Albanese, otra locutora que trabajó con él "luego de la partida de Federica Guiberalde", en referencia a otra locutora que lo demandó y se fue a vivir al exterior.

El descargo 

En su programa de radio de ayer por la mañana, el conductor rompió el silencio: "Hay una situación que me ha tenido todo el fin de semana en los medios y en las redes. Me han llamado pero no quería dar ningún testimonio en ningún programa que no sea este. Le pido perdón a los colegas, pero la idea no era atender a ningún medio, sino utilizar este medio para aclarar algo que me está sucediendo", arrancó su descargo.

Luego, explicó: "Desde el pasado 3 de julio estoy haciendo un programa de televisión al mediodía de 12 a 14 en A24. El último martes cuando terminó la edición del mediodía, me desmicrofonean. En esa situación, simplemente cuando me quiero despedir de la chica que me pone el micrófono y en vez de hacerle un 'give me five' (dame los cinco) toco con una de mis manos su cadera, cuando hago eso, me doy cuenta que además habría tocado un lugar más íntimo, inmediatamente le digo 'disculpá'".

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94