Deportes 13/03/2018

La gloria fue de Santa

por
Javier Levigna

Aún teniendo en cuenta que su rival, Instituto de Córdoba llegaba precedido de tres victorias consecutivas, el aurinegro tuvo esta vez el resultado que se negó en su visita a Chicago, como la inmerecida derrota ante Almagro en José Ingenieros. Instituto salió a presionar a Santamarina desde el primer minuto, teniendo a Javier Mendoza como el jugador más desequilibrante por la izquierda y Tevez y Castelli como jugadores más adelantados.

Bastó que Pierce y Fredes se afirmaran en el mediocampo para que Santamarina comience a prevalecer en el juego, en el terreno adversario y en las oportunidades. Hubo para todos los gustos. Envíos de media distancia (uno de Michel sacado con mucho esfuerzo por Hoyos) , corridas de Guille y Gonzalez Metilli con centros peligrosos al corazón del área visitante y la más clara en un desborde de Politano con centro que Michel, molestado por un defensor cabeceó apenas afuera. Instituto solo fue un cabezazo de Victor Lopez que Papaleo en notable reacción sacó cuando el gol parecía inevitable. Se fue el primer tiempo con Santamarina como protagonista de un mejor juego asociado, solidario a la hora de recuperar la pelota y veloz por las bandas, aunque le falto concretar lo que generó. Antes del final del primer tiempo Diego Ceballos de pésimo arbitraje debió amonestar al defensor Yabalé por una fuerte falta contra Albacete pero omitió el fallo y dio por finalizado el primer tiempo.

La segunda etapa comenzó con Instituto como protagonista intentando una y otra vez por vía aérea inquietar a Papaleo pero González Bordón (lesionado en su hombro desde el primer tiempo) junto a Orué se las ingeniaron para sacar toda pelota peligrosa en cercanías del "1" aurinegro que volvió a lucir muy seguro anoche.

La segunda "perlita" de Diego Ceballos llega cuando Martin Michel obligó a una salida apresurada del arquero visitante, la pelota lo superó y Lucas Hoyos tocó la pelota deliberadamente con su mano, jugada de expulsión para todos, excepto para el árbitro, que sacó tarjeta amarilla por entender que no era jugada de último recurso, cuando debió considerar que si el arquero no cometía la infracción Michel convertía el gol. Esa acción distrajo a los jugadores locales, los puso nerviosos, los "sacó de partido aunque Instituto no llegó nunca con juego asociado y como si eso fuera poco Ceballos le muestra la segunda amarilla (¿compensó?) a Tobías Ballari y la "Gloria" se quedó con diez.

Pero Santamarina insistió y fue a buscar el partido y un contragolpe excepcional que gestaron Politano y Nicolás Valerio con precisión y velocidad por derecha, siguió con el desborde de Brian Pérez, el centro del pibe de Juárez encontro a Chiro Prudencio que en una decisión notable en el área y con el taco, batió a Hoyos para desatar la locura y el desahogo de jugadores, cuerpo técnico y público que anhelaban y necesitaban una victoria de manera imperiosa.

Santamarina cuidó el resultado porque Prudencio y Pérez corrieron arriba porque Guille siguió siendo una amenaza permanente con su velocidad y habilidad, Fredes y Pierce aguantaban con la ayuda de "

"Nico" Valerio y Freddy Gonzaleez lesionado y todo , les demostraba que el coraje y el fútbol ,son dos de sus cualidades más importantes y que lo han erigido en el símbolo (capitán) del equipo.

Santamarina con orden, solidaridad, sacrificio y juego asociado consolidó una gran victoria, y eso será refuerzo de una confianza que venía un tanto en baja porque los resultados no se daban aún siendo superiores en el juego.

"Santa" se quedó merecidamente con la victoria y eso es una gran noticia para el pueblo aurinegro y para el fútbol de Tandil a través de la representación en la segunda divisional del Fútbol Argentino.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94