Politica 14/10/2020

Conflicto en puerta en Diputados por la "supersesión"

  Buenos Aires, 14 octubre (NA) -- La "supersesión" en la que viene trabajando el oficialismo con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a la cabeza, que combinará el tratamiento del Presupuesto 2021 con el aporte extraordinario a las grandes fortunas, ya genera chispazos entre el oficialismo y la oposición, y promete un posible escenario abierto de puja y discusión con eje puesto en la presencialidad en el recinto.

   Con el antecedente aún fresco del escándalo ocurrido hace un mes y medio durante una sesión por la validez del funcionamiento remoto del recinto, Juntos por el Cambio se anticipó al conflicto al enviarle una nota a Massa para pedir que tanto la votación del Presupuesto como del impuesto a las grandes riquezas se realicen de forma presencial.

   Era una forma de marcar la cancha y preparar al oficialismo para que, llegado el momento, no acuse sorpresa ante la actitud opositora, e incluso para darle tiempo a Massa para conseguir un auditorio más grande, como un teatro o estadio, si lo juzgara estrictamente necesario.

   Con los tiempos apremiantes que se manejan (el Frente de Todos apunta a firmar dictamen la semana próxima y sesionar antes de fin de mes), hoy la hipótesis de mudar el recinto a otro espacio para garantizar los protocolos sanitarios es más que lejana, supo NA de fuentes parlamentarias del oficialismo. .

   Despejada esa posibilidad, los caminos se angostan y la discusión estará centrada en la cantidad de legisladores que podrán concurrir al recinto presencial, teniendo en cuenta que por lo menos ya existe un acuerdo de palabra entre los bloques para que todos aquellos diputados que por edad, razones de salud, imposibilidad de viajar por lejanía geográfica o simplemente por prevención sanitaria no deseen asistir a sus bancas el día de la sesión, podrán participar de forma remota como hasta ahora.

   En rigor, por primera vez se plantearía un criterio diferente al que primó en todos estos meses, en los que con el concurso de las autoridades médicas de la casa se fijó un máximo de 45 diputados presenciales en el recinto, y se estableció por protocolo.

   Juntos por el Cambio intentará que la mayor cantidad posible de diputados de sus filas asistan, lo que podría poner en tensión las recomendaciones médicas sobre el distanciamiento óptimo que debe haber entre las bancas dentro del recinto.

   Ante esta posibilidad, el oficialismo hará un sondeo previo para conocer la cantidad de legisladores con voluntad de concurrir en persona al recinto el día de la "supersesión", y a partir de esa cuenta trasladar el dato al equipo médico, encabezado por Marcelo Halac, para determinar los pasos a seguir. .

   Si el oficialismo se plantara en una cantidad máxima de legisladores y Juntos por el Cambio se opusiera a restringir su participación presencial, se estaría a las puertas de un nuevo conflicto que podría incluso terminar en escándalo en medio de una sesión clave.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94