Opinión 20/07/2021

Gustavo Silikovich: ¡Es la gestión, estúpido!

Por: Gustavo Silikovich, Sports Strategist, speaker & consultant, columnista, Federación Ecuatoriana de Fútbol.

por
Gustavo Silikovich, (Sports Strategist, speaker & consultant, columnista)

Antiguamente hubiera empezado la nota con el significado según RAE de la palabra gestión y la palabra estúpido. Pero, hoy con Google, podemos encontrar rápidamente que estúpido significa falta de entendimiento para comprender las cosas y que gestión es el conjunto de operaciones que se realizan para dirigir y administrar un negocio o una empresa (con arcos).

Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de gestionar un Club? Una frase que se repite hasta el cansancio pero que en Latinoamérica tiene hasta el momento pocos casos concretos y realmente exitosos.

El nuevo presidente del Barcelona FC, Joan Laporta, apenas asumió -en medio de una falta de liderazgo institucional- sentenció: "El talento ha de estar en el césped, pero también es clave que esté en los despachos". Acto seguido, trajo un nuevo CEO,  optimizó el organigrama y creó un área que se dedique exclusivamente a los ingresos del Club (lo que en el deporte americano se denomina CRO - Chief Revenue Officer-).

Barcelona, como su slogan lo dice es más que un club. Nunca mejor expresado, porque un club con más de 850 millones de euros de ingresos (entre TV, taquilla y sponsors) es realmente una industria de entretenimiento. O, un negocio de entretenimiento.

Pero, malas decisiones deportivas y administrativas alteraron su salud financiera y por ende, su presente futbolistico. Barcelona es uno de los clubes con más deuda en el mundo (según su memoria económica de la temporada 2019/20, 730,679 millones de euros) y tiene un ratio de sueldos vs. ingresos de 110%; lo que muestra que gasta más en salarios de lo que recibe en sus arcas. Y, una balanza comercial entre compras y ventas de jugadores sumamente deficitaria en los últimos 4 años. 

Los clubes en Latinoamérica muchas veces no le dan real importancia a profesionalizar la gestión; montar un área comercial de nivel, con profesionales de experiencia, y remunerarlos por lo que le harán ganar al Club.  Ivan Alonso, aquel heroe que marcó el 4-3 final que le dio a River la Copa Argentina 2016, y actual Gerente General de Nacional de Uruguay, comentó desde su nuevo rol: "Me considero un afortunado de haber vivido la experiencia de River, porque no fue solo futbolística sino  integral, de gestión". Y eso que vivió el uruguayo, no es mas que un Club que a partir de su presidente, Rodolfo D?Onofrio, que agarró a River con un pasivo de US$ 60 millones y un presente institucional en crisis, lo transformó en lo que es hoy: un equipo con mas de 180 mil socios, en el top 20 de interacciones digitales a nivel mundial y con casi el 50% de juveniles en su plantilla principal. 

¿Por donde arrancó Rodolfo en 2014? Por una verdadera transformación desde la profesionalización de la gestión. Ah, ganó 14 titulos en 7 años.

Como otro buen ejemplo de la región, tenemos a Flamengo, el equipo con más "torcedores" en el mundo que en 2012 estaba en bancarrota y con apenas dos titulos internacionales. Un año después dio un giro en su visón y contrató profesionales de nivel.  Trazó una ruta, y empezó a crecer. Pasó de deber 750 millones de reales a comprar siete jugadores que estaban en Europa para ganar la copa en 2019. ¿Cómo lo hizo? Creció de 100.000 a 400.000 socios; apostó por los juveniles, sin dejar de tener figuras en su plantel. Pero vendió cuando tuvo que hacerlo; y estuvo tres o cuatro años apostando por juveniles, con los que ganó unos 120.000.000 de dólares en ventas.  Creó FLA TV,  y contrató talentos en el área comercial que le permitieron cerrar, por ejemplo, el patrocinador que toda Institución deportiva deberia tener: Mercado Libre. Un acuerdo inédito en la región que le va a permitir consolidar una experiencia digital directa con sus hinchas. "Lo mejor llegó para el Flamengo: el comercio electrónico más grande de Brasil y América Latina y la mayor audiencia del mundo, juntos", indicaron en Twitter.

La estructura de una organización siempre debe seguir a la estrategia, y no al revés. Pero ¿qué quiere decir esto para el fútbol?  Si la estrategia es montar un área de big data, o tener el mejor departamento de neurociencia para el plantel de jugadores, o de scouting-detecta talentos, hay que invertir en recursos humanos que puedan analizar, procesar y utilizar positivamente toda la data generada.

En este punto debemos mencionar al gurú organizacional Peter Drucker, quien decía "en los últimos 50 años cuando hablamos de IT, las empresas han puesto el foco en la T, en la tecnología, cuando en realidad la revolución que estamos viviendo tiene que ver con la I, el poder de la información". 

De la misma manera que leemos una nota, de arriba para abajo, es como se debe pensar una estructura. Sea deportiva o sea adminsitrativa. Y nunca, deben ser gestiones disociadas. De lo contrario, el "estupido" nunca se dara cuenta que es la gestión la que te va a marcar el rumbo de crecimiento y competición.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | El Editor, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94