Cuáles son los países que todavía criminalizan la homosexualidad

Cuáles son los países que todavía criminalizan la homosexualidad

Cuáles son los países que todavía criminalizan la homosexualidad

Cada vez falta menos para el Mundial de Qatar 2022 y esto puso el foco en ese país y en todas las denuncias sobre abusos a los derechos humanos y a las minorías que se reportan regularmente en el Estado árabe.

23 de junio de 2022

Cada vez falta menos para el Mundial de Qatar 2022 y esto puso el foco en ese país y en todas las denuncias sobre abusos a los derechos humanos y a las minorías que se reportan regularmente en el Estado árabe.

Una de ellas es la prohibición de la homosexualidad, que es ilegal en Qatar y se castiga, en un principio, con hasta tres años de prisión. Según un informe realizado por Amnistía Internacional, 69 Estados miembros de la ONU todavía criminalizan los actos sexuales entre personas adultas del mismo sexo (67 por disposiciones legales explícitas y 2 de facto).

En seis de ellos -Arabia Saudí, Brunei, Irán, Mauritania, Nigeria (12 estados del norte) y Yemen-, la pena de muerte es un castigo legalmente prescrito. En otros cinco -Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán, Qatar y Somalia- esa sentencia podría llegar a imponerse siguiendo ciertos códigos legales o religiosos como, por ejemplo, la interpretación de la Sharia, que es la ley de la religión islámica que recoge un conjunto de supuestos mandamientos de Alá relativos a la conducta humana, pero hay menos certeza jurídica sobre la situación.

Nas Mohamed es el el "primer qatarí en salir públicamente del clóset": Tuvo que mantener en secreto por muchos años su homosexualidad para sobrevivir en Qatar, su país natal, pese a que "lo sabía desde muy pequeño".

El joven decidió enfocarse sus estudios de medicina y así transcurrió su adolescencia y los primeros años de su vida adulta, durantes los cuales solo tuvo que ignorar las sugerencias de que debía conseguir una esposa.

Al terminar su carrera en 2011, cuando tenía 24 años, Nas tomó la decisión de mudarse "temporalmente" a Estados Unidos, donde pasaría tres años realizando una residencia para completar su entrenamiento profesional como doctor, y nunca regresó a Qatar.

El joven pidió asilo en California alegando la persecución a la que se enfrentaría en su país debido a su orientación sexual y afirma que no salió del clóset para contar su propia historia, sino para dar a conocer la de todos los miembros de la comunidad LGBT+ en Qatar.

"Es muy peligroso salir del clóset cuando eres qatarí y me he estado preparando para esto por meses", explicó en una entrevista a la BBC.

Además, contó que a través de su trabajo reciente como vocero de la comunidad LGBT+ de Qatar, se ha dado cuenta de lo grande que es la comunidad en su país natal, pero que todos ocultan su sexualidad y tienen miedo de hablar del tema o de confesárselo a alguien.



Esenciales

13/08/2022

Esenciales

Esenciales

Agenda Cultural ¿Qué hacer este fin de semana?