Eco

Eco

Los desastres naturales que no vemos

La atención mediática, y la ayuda del mundo, ante los desastres naturales que acontecen parece no ser los mismos según la zona donde acontezcan. Si una situación de estas sucede en Estados Unidos, o en ciertos países de Europa, como es el caso de los incendios en España los últimos días, los medios replican el día a día. En cambio, los países mas pobres de América Latina, o el caso de África, así como el último hecho en Afganistán parece que no tuvieran el mismo peso de desgracia.

24 de junio de 2022

La atención mediática, y la ayuda del mundo, ante los desastres naturales que acontecen parece no ser los mismos según la zona donde acontezcan. Si una situación de estas sucede en Estados Unidos, o en ciertos países de Europa, como es el caso de los incendios en España los últimos días, los medios replican el día a día. En cambio, los países mas pobres de América Latina, o el caso de África, así como el último hecho en Afganistán parece que no tuvieran el mismo peso de desgracia.

Un sismo de 6,1 puntos se produjo en Afganistán hace pocos días dejando un saldo de 1000 muertos y 1500 heridos. La situación de deterioro económico, social y político que atraviesa la región empeoró el escenario. Además, las tareas de rescate se vieron perjudicadas por fuertes lluvias y granizo.

Fue el terremoto más mortal del país en dos décadas. El epicentro sucedió a 44km de la ciudad de Jost, durante la madrugada. El temblor se sintió en Kabul, capital del país, así como en Pakistán e India, según el Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo.

Las autoridades debieron recurrir al pedido de asistencia internacional.

Pakitaka fue la más afectada. Las casas construidas con barro favorecieron el desastre, provocando también deslizamientos de tierra.

Naciones Unidas informó que está colaborando con ayuda humanitaria, despliegue médico y suministros. Y advirtieron que se necesitarán al menos 15 millones de dólares, para atender las necesidades a lo largo de 6 meses. Por el momento Corea y la Unión Europea, aportarían sólo 2 millones.

LA CRISIS:

Según la BBC, el funcionario Abdul Qahar Balkhi, reconoció que el estado es "financieramente es incapaz de ayudar a la gente en la medida en que se necesita. Las agencias internacionales están ayudando, los países vecinos y del mundo han ofrecido su asistencia, que apreciamos y agradecemos. Pero la asistencia debe ampliarse en gran medida porque este es un terremoto devastador que no se ha experimentado en décadas".

En Gayan y Barmal reportan destruidos pueblos completos.

En Paktika, un médico mencionó: "No teníamos suficientes personas e instalaciones antes del terremoto, y ahora el terremoto ha arruinado lo poco que teníamos. No sé cuántos de nuestros colegas siguen vivos"

El país ya se encontraba devastado por décadas de guerra, sequía severa, inundaciones y dificultades económicas extremas.

AFGANISTÁN, UN PAÍS SISMICAMENTE ACTIVO:

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, más de 7000 personas fallecieron como consecuencia de terremotos. En enero pasado vivieron una sucesión de sismos que dejaron 20 muertos.

Desde la zona, solicitaron más refugios y apoyo del programa WASH, encargado de sanear e higienizar el agua para el consumo humano: "Los brotes de cólera después de los terremotos son motivo de especial y grave preocupación. Ya se han confirmado 500 000 casos de diarrea acuosa aguda en todo el país. Los preparativos para evitar un brote están en marcha", indicó la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

OTROS CASOS, LA MISMA VULNERABILIDAD:

Según un informe en la web de la ONU, de 2020, en relación a América Latina: "En los últimos 20 años, los países más afectados por las tormentas en la región han sido Cuba, México y Haití con 110 tormentas, 5000 muertes, 29 millones de personas siniestradas y 39.000 millones de dólares en daños totales. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que más del 85% de esas muertes se registraron en Haití, el país más pobre y vulnerable en el Caribe".

En 2021, un informe de ONG "Save the Children" detalló que desastres naturales obligaron a abandonar sus hogares a 100.000 personas, durante los últimos años en Burundi, África. Dicha ONG mencionó que en esa ciudad el 84% de los desplazamientos internos fue producto de la subida de las aguas del lago Tanganica. "El mundo parece haberse olvidado de Burundi, que ya ha estado pagando un alto precio como consecuencia del cambio climático global, y los niños son los más perjudicados", dijo Maggie Korde, directora de la ONG para Ruanda y Burundi.

En abril de 2022, el Gobierno de Sudáfrica debió decretar el estado desastre a nivel nacional por las devastadoras inundaciones sufridas, por las cuales murieron al menos 443 personas, 63 desaparecidos, 40.000 se vieron desplazadas. En cuanto a los hogares 83.000 sufrieron destrucción parcial, y 4.000 fueron arrasados. El mayor impacto fue en los barrios populares. La ayuda a estas personas provino de 10.000 soldados que movilizó el Gobierno para colaborar en la búsqueda, en las operaciones de limpieza y en el transporte de equipamiento y ayuda humanitaria.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Esenciales

13/08/2022

Esenciales

Esenciales

Agenda Cultural ¿Qué hacer este fin de semana?